No dudes ni un instante en realizar el cambio de bañera por plato de ducha en Valencia si convives con una persona con movilidad reducida. Cuando des el paso, vas a facilitar su día a día a unos niveles que, seguramente, ni siquiera hayas imaginado.

En primer lugar, porque para esta persona el acceso será mucho más cómodo, y el riesgo de sufrir accidentes domésticos no deseados se verá considerablemente reducido. Con el plato de ducha no hay obstáculos que salvar, como sí ocurre con la bañera, que para la gente que sufre estos problemas puede llegar a convertirse en un verdadero reto.

Con el cambio de bañera por plato de ducha en Valencia vas a garantizar que esta persona pueda disfrutar de una higiene diaria adecuada, lo que redundará de manera directa en su salud. En la actualidad, estos platos suelen estar fabricados con materiales antideslizantes, de manera que el peligro de sufrir resbalones se ve reducido notablemente.

Además, ya se fabrican mamparas que no incorporan esos carriles inferiores que se utilizan para que las puertas corran y puedan abrirse y cerrarse, ni tampoco perfilería. Estos elementos pueden llegar a suponer un auténtico peligro para estas personas con dificultades para moverse, puesto que pueden tropezar con ellos y sufrir caídas muy peligrosas.

Ya hay mamparas con puertas correderas o plegables, o incluso con batientes y fijos de ducha, que eliminan este riesgo del que acabamos de hablarte. Las mamparas con batientes o abatibles dejan un hueco mayor para acceder a la ducha, lo que incide en la comodidad de estas personas, que lo tendrán mucho más sencillo en su día a día.

En Sector Reformas acumulamos la experiencia suficiente como para poder afirmar con rotundidad que un plato de ducha es una llave para la autonomía de estas personas con movilidad reducida. Por eso te recomendamos que cuentes con nuestros servicios.