Es una de las obras más cotizadas en la actualidad: el cambio bañera por plato de ducha en Valencia por que las bañeras van quedando, cada vez más, a un lado. No hay espacio en los baños para ponerlas, por lo que los platos de ducha se convierten en las mejores opciones por las ventajas que conlleva contar con ellos. 

Cuando realizamos un cambio de bañera por plato de ducha en Valencia debemos tener en cuenta cada detalle. Entre esos detalles, está el suelo. En la actualidad existen diferentes tipos de suelos para duchas. ¿Cuáles existen? A continuación, detallamos todos ellos. No pierdas detalle.

Dentro de todos los tipos, uno de los más importantes son los platos de cerámica. Son resistentes a los disolventes, tienen una altura de 6.5 a 10 centímetros y es una de las mejores opciones para no gastar mucho dinero. Su inconveniente es que quedan a una mayor atura del piso. También existen los platos acrílicos, antideslizantes y ligeros, con una altura de 6 cm, planos y algo más caros que los de cerámica.

En cuanto a los platos de resina, estos están realizados con la mezcla de resinas con mármoles y tienen una altura de 3 centímetros. Ideales para tenerlos a ras de suelo sin obstáculos para entrar a la ducha. Por otro lado, existen las baldosas, unas cerámicas de 2 x 2 cm en placas de 30 cm. Existen en una gran gama de colores, aunque con el paso del tiempo las juntas suelen tender a ponerse oscuras.

Por último, las piedras de río son de canto rodado y aportan naturalidad al baño, siendo antideslizantes y sin rayarse. Son económicas y muy duraderas, aportando una gran diferenciación con respecto al resto de platos. El problema es que, con el tiempo, se oscurecen.

Desde Sector Reformas te contamos los tipos de suelos para que elijas tu plato de ducha.