Para adaptar un baño para que personas de la tercera edad lo usen con seguridad y comodidad, además de sustituir la bañera por una ducha en Valencia hay que hacer otras cosas que veremos en las siguientes líneas. 


Muchos clientes que conviven con una persona mayor o con problemas de movilidad, se ponen en contacto con nosotros para adaptar alguna de las estancias de su casa a esa situación.  Como decimos, uno de los espacios a modificar es el cuarto de baño. ¿Sobre qué se incide normalmente? ¿Qué requisitos ha de reunir el espacio para que sea seguro para un anciano o alguien que se mueve en silla de ruedas? En Sector Reformas te recordamos que, en el caso de la puerta de acceso, esta será preferiblemente corredera. Es la forma de que, si la persona se cae en el interior del cuarto de baño, se pueda entrar con facilidad para socorrerla porque no estará obstaculizando el paso.


Como seguro que te imaginas, lo mejor es apostar por un suelo de un material antideslizante. Por supuesto, el espacio tiene que ser amplio y permitir, si es preciso, girar 360º a una silla de ruedas. En un baño adaptado es importante colocar, junto a elementos como el bidé o el plato de ducha barras de apoyo antideslizantes. A veces es necesario reforzar previamente la pared para que estos apoyos queden correctamente sujetos. Si son para una persona en silla de ruedas, accesorios como jabonera y toallero han de ir instalados como máximo a 120 centímetros del suelo para poder acceder a ellos cómodamente. Por supuesto, terminaremos con la tarea de sustituir la bañera por una ducha en Valencia para que el baño sea 100% accesible a estos usuarios.